miércoles, noviembre 11, 2009

Corrupción y crimen organizado

Argentina sufre la decadencia generada por la propagación de la corrupción en la administración pública, la que ha penetrado en la sociedad. “El pescado empieza a pudrirse por la cabeza”. Lo grave es que el funcionario no puede cometer en soledad el delito; necesita cómplices, que oculten sus abusos, sean sus intermediarios y que si son descubiertos, los defiendan. Se instauró así el crimen organizado.
El crimen organizado se ha convertido en una constante, para arriba con la defensa por los niveles superiores de gobierno, y para abajo con el silencio, complicidad u ocultamiento de los inferiores. La impunidad está asegurada, incluso para los casos que son escándalo público nacional que van a la Justicia que, por cuestiones procesales o de influencia política se convierten en juicios eternos y que finalmente prescriben por el paso del tiempo.
La corrupción destroza las bases de la organización y armonía social, e impide el progreso y prosperidad de la población. El país lo sufre y la demostración palpable es la cantidad de indigentes y el crecimiento de la miseria en las villas de emergencia.
Sólo la ciudadanía puede enfrentar al crimen organizado si se le otorgan las atribuciones para que intervenga legal y operativamente en combatirla. El Estado, dominado por funcionarios corruptos, nunca lo hará.

11/11/09

Dr. Marcelo Castro Corbat

segundarepublica@fibertel.com.ar
www.segundarepublica.blogspot.com

NB: Valoramos recibir su opinión. Si coincide, difúndalo.

2 comentarios:

Rafael del Barco Carreras dijo...

CRECIMIENTO Y CORRUPCIÓN.



Rafael del Barco Carreras



“La cuarta economía de la Eurozona, España, sigue en el pozo. Es la única de las grandes economías de la zona euro que registra una tasa de crecimiento intertrimestral negativa, del 0,3%, y es una de las tres economías de la región que sigue en recesión, junto con Grecia (-0,3%) y Chipre (-1,4%). Eslovaquia (1,6%), Portugal y Austria (0,9%) también han salido del túnel”.



Así describe la prensa económica la actual situación española. Cuando en otoño del 2008, a cuenta de la crisis americana, el Régimen Español, con el placer del tramposo en busca de excusas aplica los altavoces a la tesis de que todos los males venían de EEUU, sabía sobradamente que el cierre crediticio mundial destaparía la real causa de un desastre que ni de lejos ha alcanzado su máximo nivel, LA BURBUJA INMOBILIARIA (saqueo al sistema financiero) cuyas cifras tanto de pisos sobrantes a precios desorbitados como hipotecas subprime sobrepasan a las del gigante americano.

Vulgarizando se entiende mejor. Un íntimo le dice a otro que negándole el préstamo, incrementando deuda, ha enervado a sus otros acreedores, y como entre sus amigos ya nadie le deja dinero, pues no solo no le puede devolver nada, sino que él tiene la culpa de su situación. No es un invento, ha sucedido tan cerca en mi familia que no puedo dar más detalles. Ya no se hablan, y los abogados tampoco se aplicarán mucho porque hay poco a que agarrarse. Un pequeño corrupto, un simple vividor y sableador, descriptivo de la situación en España.
Y como siempre añado, el mayor acreedor EUROPA, amenazando con cortar el grifo, sigue inyectando EUROS a una economía que jamás superará su propia estructura. Un Estado no solo corrupto por la avaricia de sus políticos, financieros y funcionarios, sino con una economía sumergida que absorbe un gran porcentaje de los nuevos euros rompiendo el ciclo, impidiendo el posible desarrollo, o lo que es parecido, aplicándolos a parchear y renovar la burbuja, además de mantener sus caras e inútiles plantillas. Gestiona el dinero quien debe ocultar no ya sus fracasos sino sus fechorías. La especial DEMOCRACIA española, tan “orgánica como la franquista”, consigue que su SISTEMA FINANCIERO (en teoría todos en quiebra por el saqueo inmobiliario) acumule euros en todos los “paraísos fiscales” del Mundo (escapando de los absolutos y totales controles del BANCO DE ESPAÑA, y zafándose del práctico oligopolio o cártel interno), o en las cuentas “negras” y cajas fuertes de los factores y causantes del desastre. Total, a pesar de las masivas inyecciones de euros ni el ahorro nacional ni por tanto el PIB, Producto Interior Bruto, crecimiento económico, no solo no sube sino que baja, y por lo tanto crece y crecerá el paro. ¿Sencillo el causa-efecto?

SegundaRepublica dijo...

Estimado Rafael,
Muchas gracias por su interesante aporte.
Cordialmente,
Dr.Marcelo Castro Corbat.