miércoles, octubre 28, 2009

Plañideros

Plañir es gemir y llorar, sollozando o clamando por una desgracia que sufren. Se llamaba plañideras a mujeres pagadas, que iban llorosas y lastimeras a los entierros.
Argentina tiene millones que lloran, clamando por la decadencia social, cultural, económica y de valores éticos de nuestro país. Solo sollozan por los bienes perdidos, pero no se comprometen en la acción para recobrarlos. “Lloran como mujeres lo que no saben defender como hombres”. La batalla es excitar la voluntad ciudadana para sacar al país de la decadencia producida por los perversos en el poder; ganarla requiere trabajar en transmitir el Mensaje que precise el rumbo a seguir y que dé una luz de esperanza.
El Mensaje es:- que Argentina sea un país rico y termine con la pobreza del pueblo;- perseguir y penalizar la corrupción;- y enmendar la Constitución para, impedir el absolutismo presidencial, construir el federalismo, que el pueblo gobierne y defender los derechos y libertades de los habitantes.
No se puede esperar apoyo de los descreídos, los que dicen que no verán los resultados, los temerosos, los frívolos, los corruptos, los haraganes y los que no creen en la calidad y valores de los argentinos.
No se conseguirá sollozando; sí, trabajando en difundir el mensaje, dedicándole tiempo o aportando fondos para convocar la opinión ciudadana.

28/10/09

Dr. Marcelo Castro Corbat

segundarepublica@fibertel.com.ar
www.segundarepublica.blogspot.com

NB: Valoramos recibir su opinión. Si coincide, difúndalo.

2 comentarios:

blanca dijo...

Lástima, todos, somos corruptos.De alguna manera lo somos todos.Y los politicos inteligentes y a sabiendas de estos hechos se han ganado el lugar que tienen por culpa nuestra de ser tontos , resignados,conformistas,y porque no temerosos entre otras cosas.Luego no debemos llorar sobre la leche derramada.Sólo nos queda esperar. A un pueblo sometido tantas veces,aun le cuesta creer cuando una aparente oveja se viste de lobo.Otra vez el cuento de Caperucita.Y pensamos alguna vez que ya no eramos niños.Seguimos siendo ingenuos, y así de esta forma, aquellos que no nos hemos dedicado a la politica, no podemos hacer otra cosa que esperar buenos tiempos.Es terrible lo que nos pasa como sociedad, como patria, como miembros en este mundo que está todo podrido.Los que ya somos muy mayores, quizá nunca veremos un nuevo amanecer.

SegundaRepublica dijo...

Estimada Blanca,
En relación con su comentario, le expreso mi pensamiento: Una parte muy importante de la ciudadanía ha sido pervertida en sus valores y forma parte de los corruptos.
Sin embargo la gran mayoría de nuestros compatriotas no son corruptos y tratan de educarse y progresar en este clima político desfavorable, mediante su esfuerzo personal.
El mal momento por el que atraviesa institucional y moralmente Argentina no puede esperarse que se corrija por si solo. Lo que corresponde es defender y difundir las ideas fundamentales para nuestra recuperación.
El reverdecer de nuestra sociedad depende exclusivamente del esfuerzo que hagamos en revertir nuestra decadencia.
No importa que los que somos mayores no veamos el nuevo amanecer. Considero que es nuestra responsabilidad actuar para el bien común y futuro de nuestra Nación.